El tiempo - Tutiempo.net

El martillazo de Javier Milei en Santa Fe

El anuncio de importaciones de alimentos y la caída industrial dejan heridos. El futuro de Acindar. Maximiliano Pullaro precalienta, pero aún no sube al ring.

Provinciales 19/03/2024 Redacción Redacción
67dd5e41-e61e-4840-b622-97a18e38b54d_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

“El 70% de los compañeros de Acindar votó a Javier Milei. Ahora se dan cuenta que la paritaria no es libre y que le ponen topes mensuales de aumento”, dice Pablo González, secretario general de UOM Villa Constitución. Todavía hablan de aumento salarial, pero el futuro de la acería es vidrioso. Mientras, Maximiliano Pullaro abre grande los ojos.

La crisis metió el dedo en los tendones de Acindar y General Motors y aún lo sienten. La automotriz retomó su actividad a principios de mes después de un mes del freno de su actividad porque el Gobierno no habilitaba los dólares para cancelar sus obligaciones externas con proveedores.

“Esto es semana a semana”, se lamentan de la imprevisibilidad en el sector automotriz. Posiblemente miren de reojo, al igual que otras ramas, la lógica repentina de que haya dólares a un mes para importar productos alimenticios que se fabrican en el país, pero no para garantizar pagos al exterior de las industrias.

Clima de época
En Acindar la cuestión es incierta, no sólo por el parate de marzo y el que se viene a mediados de año por caída en la producción, sino por lo que puede ser el destino de la acería. Desde el gremio UOM trazaron un panorama que puede terminar en un proceso de cambio. Argentina produce 6 millones de toneladas de acero de las cuales Acindar, que tiene mercado del agro, construcción, algo de automotriz, básicamente lo que no es chapa, aporta unas 1.145.000 toneladas.

Ese número representa apenas el 1% de toda la producción mundial de Arcelor Mittal, grupo dueño de la planta. “Si al hindú no le cierran los números, cierra y listo, como hizo en Brasil con tres plantas y una en México”, dice crudamente González. Pero hay más. Los gremialistas temen que a esta caída de la producción en el orden del 35% que, paradójicamente, implicó enfriar hasta la laminación en caliente, se le suma la posibilidad de que Javier Milei deje entrar acero chino y turco.

Paolo, el pulpo
Ese sería el fin porque China tiene la producción subsidiada. Más allá del convencimiento de los gremialistas, parece improbable que habilite el negocio a los chinos, con todos los pruritos ideológicos del presidente, y sobre todo porque Paolo Rocca, dueño de Techint, tiene cargos estratégicos en el Gobierno, incluso en YPF.

Pero hay un detalle: Acindar es competidor directo de Rocca. En este panorama, ¿existirá la posibilidad de que avance sobre la acería italo-hindú? Ternium Siderar está a 20 kilómetros y Tenaris Siderca a 150, un verdadero cordón del acero. Hay una larga serie de especulaciones al respecto, pero con poder en el gobierno quizás haya margen.

Importaciones
Así como se contó en esta columna que el clima de negocios de Santa Fe se mueve, también es cierto que hay raspones de la crisis y decisiones del gobierno de Milei que desorientan. “Difícil entender y explicar la orientación de las medidas”, resume un funcionario del gobierno de Santa Fe, sobre la decisión de facilitar la importación de bienes alimenticios. Ni bien Manuel Adorni hizo el anuncio, los llamados de las áreas de Producción al mundo empresario se activaron para ver el alcance y evitar más pálidas industriales.

Por ahora no está la letra fina de la resolución más allá de la Comunicación del Banco Central para habilitar dólares y eso hace despertar inquietudes en el sector empresarial santafesino. “Muchas veces tiran una bomba y después termina no explotando”, definen en el gobierno después de tratar tres eternos meses con Nación.

Las víctimas de Javier Milei
La industria alimenticia cuenta en la provincia de Santa Fe con más 1.376 establecimientos. Mayormente son pymes alimenticias con unas 140 de bebidas, la misma cantidad de productoras de carne vacuna y porcina incluidos frigoríficos, unos 50 molinos harineros -aunque entienden que no se perjudicarían al ser competitivos con el trigo que está en las campos-, similar número de aceites de origen vegetal, fábricas de snacks, entre otras.

Se le suman gigantes regionales como la alimenticia Paladini, aunque se supone que el ADN netamente industrial más toda su estructura instalada, que va desde la crianza de cerdos hasta el fiambre en góndola, no entraría en ese esquema. Lo que temen en el Círculo Rojo y en el gobierno provincial es que las pymes caigan si los formadores de precios o las grandes cadenas de supermercados empiezan a importar.

El ministerio de Producción provincial se movió con reuniones con los sectores; y la secretaria de Comercio Internacional e Inversiones, Georgina Losada, movió contactos para reunirse la semana que viene con el área de Comercio de la Nación para conocer detalles al respecto.

Si esto madura podría ser un nuevo punto de confrontación de Pullaro con Milei, como fueron las retenciones y los biocombustibles durante el tratamiento ley Bases. A cuento del biodiesel, la producción sigue pujante, pero el consumo de los combustibles líquidos en general cayó a la mitad según empresarios de la energía.

Las gomitas
El presidente de la Unión Industrial Región Rosario y pro tesorero de Fisfe (Federación Industrial de Santa Fe), Román Guajardo acercó un dato de color. Las clásicas gomitas, golosinas para chicos, podrán importarse con pagos a 30 días y con beneficios fiscales. Mientras que el insumo para fabricarlo, gelatina porcina, accede en cuatro veces y a 120 días a los dólares.

Según el dirigente, este ejemplo significa una transferencia de renta de productores nacionales y trabajadores a extranjeros e importadores. “Se le da una preferencia a los bienes finales fabricados y con trabajo afuera. Se le dan mejores condiciones que a los que tienen que importar para producir acá. Lo más triste: dudo que bajen los precios”, reflexionó.

El ambiente está lleno de dudas. Se entiende que se está en el río, pero no se sabe si en el medio o con el agua subiendo. Hasta caldeado entre empresarios con el Gobierno, entre los niveles gubernamentales, entre trabajadores. El gremialista de UOM dice que quienes votaron al libertario sienten que el resto les recrimina “el error que cometieron”. “Algunos se dieron cuenta, otros siguen bancando. A otros directamente los echaron”.

Fuente: Facundo Borrego - Letra P

Te puede interesar
Lo más visto
2024-04-13NID_280081O_2

Provincia licitó obras para culminar el Hospital de Pilar

Redacción
Provinciales 15/04/2024

Funcionará como anexo al Hospital Geriátrico “José María Vionnet”. Tendrá consultorios, enfermería, odontología, cocina, y espacios exteriores. La obra estaba paralizada y la provincia la reactiva invirtiendo más de $ 600 millones para culminarla.