Comenzaron a operar los nuevos radares en rutas santafesinas

Regionales 01 de junio de 2015 Por
El Gobierno de la Provincia puso en funcionamiento los nuevos cinemómetros que se adquirieron por licitación y que apuntan a controlar el exceso de velocidad, fortaleciendo la política de fiscalización de esta grave conducta de riesgo a través de dispositivos electrónicos.
Radares_1_normal

Se trata de un sistema integral de detección automática de flujo de circulación vehicular e infracciones de tránsito que tiene cobertura en toda la provincia, compuesto por  cinemómetros, vehículos, dispositivos móviles y software que se suman a los 27 radares  ya existentes en la provincia.

EXCESO DE VELOCIDAD

La velocidad es una de las principales conductas de riesgo que puede derivar en siniestros de tránsito con consecuencias graves para los conductores involucrados.

Con el fin de abordar esta compleja problemática la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) lleva a cabo una intensa política de control y prevención que busca disminuir la siniestralidad vial en rutas de nuestra provincia, originadas por el exceso de velocidad. 

MAYOR SEGURIDAD

Con esta política de prevención y control, el gobierno de la provincia de Santa Fe, a través de la APSV, apunta a reducir el número de siniestros y de víctimas, teniendo en cuenta las particularidades de cada región. 

Estos controles se llevan a cabo a través de la utilización de dispositivos o equipos automatizados o semi automatizados de captación de presuntas conductas infractoras y son ubicados en lugares de alto riesgo y de un importante tránsito diario. 

En este sentido, la Agencia ha profundizado el control de conductas infractoras a través de la fiscalización mediante sistemas electrónicos o cinemómetros. En este sentido, son relevantes los 12 convenios que la APSV firmó con distintos municipios y comunas en los que operan radares que atraviesan estas localidades.

También se vienen implementando acciones de concientización que tienen como objetivo abordar la problemática y lograr resultados a través de las herramientas de la comunicación y la difusión.

Tienen como finalidad primordial reducir el número de víctimas previniendo siniestros causados por las maniobras de riesgo como la velocidad. Estos sistemas de control contribuyen a educar a la población en ciertas conductas que deberían ser sistemáticas y no ocasionales, es decir, respetarse en todo momento y no solo ante la presencia de estos dispositivos, generando una cultura y un hábito en el respeto a las normas y una sólida conciencia vial por parte de todos los actores.

EQUIPAMIENTO

La Provincia licitó la compra del nuevo sistema de fiscalización que se efectivizó con la firma del Decreto 5022/14 que el gobernador Antonio Bonfatti firmó el pasado 30 de diciembre.

El equipamiento consta de 27  cinemómetros, 17 fijos  y 10 portátiles, que se destinan para fiscalizar excesos de  velocidades máximas en tramos de rutas nacionales y/o provinciales; 12 vehículos utilitarios 0 Km con equipamiento tecnológico complementario que se destinan para las tareas de fiscalización de exceso de velocidad, y 30 dispositivos portátiles (PDA) con impresoras portátiles para la registración de infracciones de tránsito manuales por parte de la autoridad de control (agentes de Policía de Seguridad Vial o Gendarmería Nacional).

MAYOR CANTIDAD DE SINIESTROS

Tanto los cinemómetros fijos como portátiles operan en las principales autopistas y rutas provinciales y nacionales que atraviesan el territorio provincial. 

Para determinar y priorizar los tramos donde se debe ejercer el control, se consideraron los análisis de estadísticas de siniestralidad vial y mayor flujo de tránsito vehicular (TMDA. Tránsito medio diario anual) realizados por el Observatorio Vial de la APSV. 

Boletín de noticias