EL MENSAJE POLITICO DEL PRESUPUESTO ES CONTUNDENTE.

Regionales 07 de diciembre de 2018 Por
Diputados analiza el proyecto del Presupuesto 2019 para convertirlo en Ley.
thumbnail_diputado

El diputado provincial Omar Martínez valoró el contenido político de la ley madre para la gestión del Frente Progresista de Santa Fe.

(Por Omar Martínez*) Para afrontar el cuarto año de gobierno provincial en Santa Fe, el mensaje del gobernador es claro, contundente y una marca registrada de lo que han sido las gestiones económicas del Frente que gobierna la Provincia desde el 2007 en adelante (Hermes Binner, luego Antonio Bonfatti y ahora Miguel Lifschitz)

Este presupuesto reafirma 4 pilares fundamentales de la segunda economía nacional (después del conglomerado CABA y Provincia de Bs.As) que son; la apertura, la diversificación, la estabilidad y el bajo nivel de endeudamiento

La economía santafesina ha sido más estable que la economía Nacional en su conjunto y esto no solo es por la diversificación sino también por el carácter contra cíclico de las políticas de Estado. Si a eso le sumamos una baja presión tributaria, la estabilidad presupuestaria de los dineros públicos y el bajo nivel de endeudamiento, no resulta casual entonces que tengamos una economía ordenada.

Por otro lado, este sostenimiento de la estabilidad económica provincial es alentada por:

•             Niveles récords de inversión en obra pública del estado Provincial.

•             Sostenimiento del poder adquisitivo del salario público y los haberes previsionales.

•             Sostenimiento del gasto social que cuida al ciudadano y sus derechos, en una coyuntura macroeconómica desfavorable.

En cuanto a la proyección de recursos provinciales, tiene una necesaria secuencia en etapas y específicamente la composición económica del presupuesto 2019 cuenta con un nivel de recursos corrientes en $ 267.088.517.000, creciendo un 49% con respecto al año anterior y un nivel de gastos que se fijaron en $ 234.605.013.000. Así se determina un ahorro económico de $ 32.483.504.000 que permite volcarlo al sostenimiento de los gastos de capital y al plan de inversiones en particular.

Esto resulta posible en virtud del círculo virtuoso entre solvencia fiscal y el bajo nivel de endeudamiento que exhibe la provincia.