Septiembre fue el mes de “La Perinola”

Locales 08 de octubre de 2018 Por
Con una agenda cargada de propuestas artísticas y culturales, finalizó el Festival La Perinola.
42988636_2128801130497607_2450303087458385920_n

 Un evento organizado por la Municipalidad de Rafaela en conjunto al Consejo de Adultos Mayores (CAM) que congrega actividades destinadas a la tercera edad durante todo un mes y que se desarrollan en distintos espacios de la ciudad para que todos puedan participar.

Jornadas literarias, origami, enseñanza personalizada en el uso de celulares, espectáculos como la Milonga “El Tropezón” y Varieté “La Perinola”, visitas de alumnos y profesores de diversos talleres barriales a hogares y geriátricos, funciones de teatro y la gran celebración del Día del Jubilado con un acto homenaje en la Plaza 25 de Mayo. Todas estas actividades dieron cuenta del trabajo articulado entre distintas áreas del municipio con un espacio interinstitucional como lo es el Consejo de Adultos Mayores; que toma las propuestas de la tercera edad y las promueve para que se concreten.

Justamente a partir de sugerencias y opiniones de los adultos mayores en distintos encuentros organizados por el CAM, “La Perinola” se extendió durante todo un mes y sus propuestas se distribuyeron en distintos lugares de la ciudad para que mayor cantidad de público pueda participar.  

En este sentido y para dar más participación a los adultos mayores que están institucionalizados -en hogares o geriátricos- los profesores y alumnos de los talleres barriales de Tango, Zumba Gold y Guitarra visitaron los Hogares “Magdalena de Lorenzi”, “Simeón” y “Abuela Menta”.

En cada uno de los encuentros se propició la acción solidaria y se invitó al movimiento a través de la música, lo que derivó en tardes de risas, canciones y conversaciones en donde se compartieron anécdotas, cariño, experiencias de vida pero sobre todo: tiempo. Estos intercambios intergeneracionales multiplican saberes y colaboran con el objetivo principal del festival: promover que los adultos mayores sean parte activa, ubicándolos no sólo como espectadores, sino también como protagonistas e intérpretes a lo largo de un mes cargado de expresiones artísticas y culturales de gran calidad.