FERNANDO MURIEL: LLEGAR, PERO NO A CUALQUIER PRECIO

Noticias 19 de septiembre de 2018 Por
.
foto fernando muriel

El hombre siempre luce impecable. Sin embargo, cualquier oportunidad en la que uno cruza un saludo o extiende una charla, tiene la sensación de hablar con una persona extremadamente simple. Cada vez que concretamos una entrevista o se genera una conversación informal nunca entramos en contacto con un dirigente.Prevalece su don de gente por sobre su condición de funcionario. Sucede que hablamos con un buen tipo, que además es eficaz en lo que hace.
Fernando Muriel. Abogado de 52 años de edad. Casado con Silvana desde hace 27 años, que también es abogada, y con un par de hijas.María Emilia -médica- de 26 años; y Agustina que estudia Psicopedagogía y tiene 23.
"Para mí, mi papá fue el mejor papá del mundo, me acompañó en todos los momentos de la vida y hasta me dio la posibilidad de con solo 18 años laburar con él como secretario privado, ese trabajo me hizo madurar muchísimo". El padre de Fernando Muriel es el ex intendente Rodolfo Bienvenido Muriel, ícono de la historia rafaelina.No le pesa el saco de semejante progenitor. Por el contrario, con ecuanimidad y equidistancia Fernando Muriel pondera con racionalidad lo hecho por uno de los intendentes más importantes que ocupó el departamento ejecutivo rafaelino. "El balance es altamente positivo. Si aún hoy en algunos distritos de la provincia de Buenos Aires todavía no hay cloacas, pensar en el año 67 que en Rafaela ya se concretaran trabajos de esta naturaleza, habla de la decisión de avanzar con la obra pública", comienza analizando Fernando .Con total objetividad, la historia debe reconocer que el hombre que se reinstaló en el poder en 1983 en Rafaela derrotando con el MAV a los partidos tradicionales, en sus diferentes pasos por la intendencia acumuló 1700 cuadras de pavimento urbano, decidió y comenzó la construcción del actual edificio municipal, gestó el Instituto Municipal de la Vivienda y el Liceo Miguel Flores, además de juntamente con el Centro Comercial e Industrial, generar los primeros reclamos airados por un nuevo acueducto para la ciudad.
"El final fue una mezcla de errores propios y acciones ajenas que terminaron con la intervención.La situación se podría haber evitado, porque mi padre había ofrecido renunciar, pero había una decisión del gobierno de la provincia de Santa Fe de llegar a la intendencia rafaelina de la manera que sea. Ese fue el final de la carrera política de mi papá, o por lo menos en la función pública". Fernando Muriel lo expresa casi como un historiador, sin que la sensibilidad o el vínculo le nuble la observación. En un momento le preguntamos si no había injusticia en la consideración de los rafaelinos hacia la figura de su padre, el actual coordinador del Nodo dijo "evidentemente esta situación terminó afectando; de todos modos ahora, que estoy recorriendo mucho los barrios encuentro a unos cuantos vecinos que se acuerdan muy bien, que me dicen -mi papá era fanàtico de tu viejo-". Rodolfo Bienvenido Muriel. Para muchos "Bienvenido". Un segundo nombre poco común que significó un distintivo que hoy perdura. Fernando Muriel nos contó de ello. Y de como el pavimento fue la obra que marcó a fuego las gestiones de su padre: "fue muy integrador, la gente podía ir y venir a su casa sin embarrarse, podía entrar una ambulancia o un medio de transporte".
Aunque no lo mencione Fernado Muriel, en la búsqueda del rigor descriptivo de lo ocurrido, nos permitimos agregar que a la historia de Rodolfo Bienvenido Muriel hay que incorporarle dos o tres detalles. Muchos rafaelinos estuvieron convencidos que al hombre del MAV era imposible alejarlo del ejecutivo municipal con elecciones genuinas.El hombre arrasaba en las urnas, a fuerza de cariño popular ganado a lo largo de los años. Cariño popular que era respeto ante la catarata de obras consumadas.Muriel padre fue un gallego simple y tozudo que hacía añicos cualquier atisbo de estancamiento de la ciudad.
Amerita agregar que los mismos que generaron el caldo de cultivo para la intervención -evitable, tal como dijo el propio Fernando Muriel- también alimentaron versiones infundadas de supuesto crecimiento patrimonial desmedido y espúreo. La vida misma de Rodolfo Muriel, normal,casi austera hasta el final de sus días, pulverizan aquellas calumnias.
El actual coordinador del Nodo tiene un vasto recorrido por la función pública , además de haber participado activamente en diversas instituciones. Desde el año 1996 hasta el 2002 fue presidente del club Ben Hur. En el año 2003 y hasta el 2007 fue presidente de la liga rafaelina de fùtbol. En el primer mandato del intendente Luis Castellano fue secretario de gobierno.
"A mí siempre me gustó la función pública o la participación en las instituciones. Soy abogado y ese fue mi medio de vida, pero disfruté mucho más cuando estuve en las instituciones" dice Fernando Muriel que hoy es el responsable del Nodo Rafaela, al que le agregó y le diversificó funciones. Entre la impronta de Muriel y el paso de los años, esta creaciòn del Frente Progresista va fortaleciéndose y ganando en desburocratización y descentralización de los trámites ante el estado santafesino. Y esto es reconocido por los pueblos y las localidades más pequeñas, que de este modo evitan el desgastante peregrinar por la casa gris santafesina.
El diálogo con Fernando también incluyó la dualidad de haber participado de un gobierno justicialista hasta el 2015, y hoy ser parte del Frente Progresista. "Cuando el intendente Castellano me convocó sabía que yo no pertenecía al justicialismo, y nunca fue un incoveniente" explica Muriel que agrega que cuando le propusieron la responsabilidad actual "el gobernador no me planteó nunca una cuestión partidaria". El dato para destacar es que las formas tradicionales de participación política indicarían una deslealtad o falta de identificación con el proyecto o la idea. Con la figura de Fernando Muriel, unos y otros buscaron una referencia superadora desde la imagen de honestidad y valores, que fronteras adentro de la política, escasean como el sol en el invierno londinense.
Hoy , en el espacio en el que se encuentra, el ex presidente de la liga rafaelina, apuesta a la consolidación de su grupo con personas que provengan del ámbito privado o institucional, desde fuera de la política. O por lo menos que no hayan tomado a esta actividad como medio de vida: "eso le da una característica distinta" dice Fernando. La pregunta de rigor fue si este tipo de construcciones no significaban una dificultad para instalar en la consideración a quienes encarnan la idea política. Muriel no dudó: "Uno tiene que construir a mediano y largo plazo"
Cuando le preguntamos por el problema medular de la ciudad de Rafaela, Muriel destacó el crecimiento desigual de los últimos años, "de manera no equilibrada", de acuerdo a sus propias palabras. "Hay una Rafaela emprendedora e innovadora, y otra Rafaela que le cuesta hacer pie" define.
Al ex presidente de Ben Hur no lo desvela dejar una imagen sobresaliente a su paso: "Cuando me vaya del Nodo seguramente me van a recordar como un funcionario simple y raso.Me gustaría que me encuentren en la calle y me saluden de manera correcta. Tal como sucedió y sucede hoy con mucha gente con la que trabajé en la secretaría de gobierno en la gestión de Luis Castellano"
Una de las últimas consultas fue para satisfacer alguna avidez periodística política. ¿Cómo respondería Fernando Muriel si le proponen ser candidato a intendente?: "Lo pensaría.Hoy pasaron varios años y tengo experiencia". La respuesta fue con la tranquilidad de siempre. Y contundente como nunca.
Ya estamos cerca del final de estas líneas. Y volvemos sobre un punto del comienzo. Estamos en presencia de un buen tipo. Esa condición de no hacer cualquier concesión le resta chances a sus ambiciones. Se lo planteamos. Nuevamente Muriel no dudó: " yo prefiero no llegar, que llegar a cualquier precio. A esta altura de mi vida no voy a cambiar". Huelgan mayores comentarios, máxime en una ciudad que tiene gente que llegó muy lejos y muy alto, pero le ocurre lo mismo que a algún tipo de primate cuando trepa y se lo observa desde el llano.
Fernando Muriel acumula un recorrido vasto por instituciones privadas. Desarrolló tareas en la función pública. El reporte aséptico habla de un hombre probo que se maneja en todos los ámbitos con los códigos simples de la gente que intenta hacer las cosas del mejor modo. Rodolfo Bienvenido Muriel fue un histórico intendente rafaelino. El único heredero puede ser heredero político?? Tal vez, el comienzo de una saga...???