EN LA POLÍTICA COMO EN LA VIDA, SIEMPRE HAY QUE ESTAR PREPARADOS

Regionales 12 de agosto de 2018 Por
.
Alcides-Calvo foto

Profesional de la política reconocido en el departamento Castellanos. También fuera. Referencia dentro del partido al que pertenece y respetado por políticos de todos los sectores. No resulta fácil circunscribirlo casi en ningún aspecto.Sereno casi siempre, nunca ampuloso. Desde su reinvindicada Josefina natal en comisiones comunales, hasta ministerios de la casa gris santafesina, desarrollando labores con la misma simpleza. Y eficacia. Quienes colaboran con él describen una contracción al trabajo que contagia, exige y desecha excusas para no acceder a resultados.
Alcides Calvo, como tantas veces en nuestra recorrida regional accedió a una entrevista.Esta vez en su oficina en la ciudad de Rafaela, inusualmente fuera de Moreno 8. "Nos sentimos muy cómodos acá en calle 25 de mayo 168. Después de 20 años en el primer piso de la municipalidad nos trasladamos hace muy poquito" comienza contándonos Calvo. Viejo conocedor de los códigos de la política, advierte perfectamente la jugada reciente. Una joven figura del Concejo rafaelino aprovechó el peso político del legislador y le reclamó la liberación del espacio ocupado por décadas. El edil conocía la decisión de Calvo y las dificultades del mercado inmobiliario para concretarla. En los medios y casi airadamente expresó su pedido, teniendo perfectamente claro que aún sin ese reclamo el traslado se produciría. El resultado está a la vista: hubo mudanza, y la figura del cuerpo local buscó capitalizar ante propios y extraños la jugada. La triquiñuela indicaría que el joven concejal "apuró" a un "peso pesado" como Calvo y consiguió desalojar la histórica locación del primer piso. Sin adherir, el senador conoce de estos vicios y los soslaya. Los 16 años en la cámara alta y miles de kilómetros recorridos pulverizan las intenciones del edil que asumió en diciembre.
La entrevista de Identidad Regional se metió en cuestiones de agenda. Y entonces le preguntamos al legislador por la autorización que tuvo media sanción en la cámara alta para concretar una segunda etapa de endeudamiento "Nosotros creemos que no es tan necesario. Hay un porcentaje de ejecución muy bajo de la primera parte .No tenemos claro que se hizo o que se va a hacer con lo que resta que no fue ejecutado. Y además es un endeudamiento en dólares, lo que implica que en nuestra moneda la deuda ya haya crecido", sentencia el hombre que además de legislador es profesional de las ciencias económicas. "Hay que tener en cuenta que por montos y por plazos es una deuda que no la va a pagar este gobierno, sino él o los que vendrán".
En estas columnas el tema del endeudamiento ya fue abordado profusamente. Hay localidades que esperan ansiosas por obras prometidas, proyectadas y que duermen el sueño de la desidia o la burocracia de algún ministerio. Sin embargo, el responsable de vialidad provincial Pablo Seghezzo , y hasta el propio ministro de infraestructura José Garibay le atribuían poderes casi mágicos a esta segunda etapa de toma de deuda. No se debe especular con las expectativas de la gente. Claramente hay que señalar que lo que ocurrió fue solo la aprobación en una de las cámaras; debe ocurrir lo mismo en el recinto de Diputados. En esa circunstancia -probable pero no segura- la situación pasará a la órbita del estado nacional que será quién, en el marco de la actual credibilidad y concepto que tiene nuestro país en el mundo intente - o no - obtener un crédito a una tasa , que en vez de ser taza será una cacerola. O mejor dicho una olla a presión. En síntesis: si las obras pendientes están atadas a la llegada de ese dinero, los trabajos se concretarán cuando los niños de hoy le cuenten historias a sus nietos.Y esos niños seguirán pagando esos trabajos.
Lo dicho precedentemente no invalida señalar que el senador Calvo reclama en cada oportunidad posible por la concreción de trabajos de pavimentación, repavimentación o ripiado. En definitiva, en gran medida es todo lo vinculado a conectividad, dado que se trata de la materia pendiente más importante. Trabajos que deben hacerse con lo presupuestado más la primera parte de la toma de crédito que -como ya se dijo- tiene un gran porcentaje de subejecución.
"Me parece muy bien que el gobernador haya dispuesto un refuerzo de partidas para Vialidad. Hay costos como por ejemplo el del pavimento que se incrementó un 70 %" opina Alcides Calvo respecto a la decisión del primer mandatario provincial. Y fustiga con respeto pero contundentemente otra decisión del ingeniero Lifschitz: " no está bien hacer transferencias presupuestarias a Rosario desde el gobierno provincial. Cómo es esto? No se terminan obras pero se envía dinero a Rosario, que casualmente es una ciudad gobernada por el mismo color político del gobernador" señala inquisitivamente.
En esta chance de dialogar en su nueva "casa" también abordamos otras cuestiones. El senador, el político, es también una persona. Alcides Calvo tiene 56 años, está casado con Mariela. Su esposa, quién en muchísimas oportunidades lo acompaña en la recorrida continua que termina el viernes por la noche y recomienza el sábado por la mañana. "Le dimos una característica a la actividad que es imitada incluso por algunos diputados. Eso de estar en cada pueblo dignifica la labor" cuenta este hombre que empezó en política a los 21 años y poquito tiempo después ya estaba en la comisión comunal de su querida Josefina. Más tarde en la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo . "Mucha gente me pregunta si no me cansa esto de estar .Yo respondo que lo sigo haciendo con mucho placer" dice Calvo respecto a su deambular casi permanente y vuelve sobre su equipo, el más importante. Su núcleo íntimo: "Tengo un apoyo familiar muy importante con Mariela, mi esposa que opina y sugiere. Y el más chiquitín, Sebastián, que con sus 6 años se está convirtiendo en el fotógrado de la familia. Tengo también 2 hijos más grandes. Muchos ojos ven más que dos". El senador habla de sus afectos y se permite ser vulnerable. Es en ese momento donde se quita el saco y se desprende de la coraza necesaria para las hieles de la política.
Con la sobriedad como bandera, su carrera lo tuvo también en diferentes secretarías de la municipalidad de Rafaela, siendo el colaborador estrecho de una figura que fue intendente y que hoy ya anunció que pretende ser el que suceda a MIguel Lifschitz ."La chance cierta de que Omar Perotti sea el próximo gobernador me entusiasma" dice Calvo. Casi en el final de la charla le preguntamos por sus propias aspiraciones para el 2019 : "en principio, iría por un nuevo período en la cámara alta, acompañando desde ese lugar a Perotti" Hay que advertir ese pequeño tramo de la respuesta donde el hombre de Josefina dice "en principio" . Ante la repregunta por un eventual cargo ejecutivo el hoy legislador por el departamento respondió "uno siempre debe estar preparado". A buen entendedor.
Sea cual fuere su futuro hay un pasado con características poco frecuentes. Una línea de pertenencia taxativa al justicialismo, que sin embargo no le impide ser reconocido explícitamente por presidentes comunales que repelen al peronismo. La canibalezca lucha preelectoral de los próximos meses develará en que lugar se ubicará Calvo en el 2019 . A la política se la llama "el arte de lo posible". En este caso hay un exponente originario de un pueblo muy chiquito que a ese arte lo desarrolla con coherencia, moral sin dobleces y ética no acomodaticia. Por estos tiempos rarezas infrecuentes en la jungla de las runflas cotidianas.