MÁS PERDICES...MENOS CARANCHOS

Regionales 15 de julio de 2018 Por
.
egusquiza

En diversas oportunidades dimos cuenta de la mirada respetuosa y considerada del gobernador Miguel Lifschtiz respecto a las pequeñas localidades. Vale la pena conocer las vivencias de estas comunidades. Es bueno entrar en contacto con gente que por capacidad y oportunidades podrían estar desarrollándose en las grandes urbes. Y eligen quedarse.
Nicolás Lungo es el presidente comunal de Egusquiza. 35 años. Apellido indisolublemente ligado a la lechería premium, desde hace algún tiempo involucrado decididamente en la vida y la suerte de "su" Egusquiza. Una primera gestión de 2 años y la renovación de confianza de un pueblo que lo ubica en este segundo mandato.
" Los primeros dos años fueron muy complicados por fenómenos climáticos muy duros. Además del exceso hídrico nos sorprendieron dos tormentas de viento que hicieron muchísimos destrozos" relata el presidente comunal. Charlando con Identidad Regional Lungo reconoce que esas situaciones lo sorprendieron con total inexperiencia, pero que paralelamente terminaron capitalizándose y fortaleciendo la unidad.
"Tuvimos que dar respuestas inmediatas a la conectividad de los tambos, y al pueblo todo recuperarle la posibilidad del vínculo con Rafaela. Trabajamos con los arenados en los caminos, ubicando 2300 toneladas de arena a lo largo de 25 km . El tambo es el motor de la economía de nuestro pueblo y hubo que atenderlo muy rápidamente. Mucho trabajo en drenaje, colocación de tubos y nuevas alcantarillas" . Lungo recuerda lo hecho y en su rostro se advierte la empatía con aquellos que la pasaron realmente muy mal.
Gran parte del esfuerzo destinado a enfrentar la acción impiadosa de la naturaleza. Con ese hándicap, el presidente comunal de apellido lechero se las ingenió para conseguir recursos para el sector urbano y construir un aula para la escuela. La gestión en otros niveles del estado permitieron la llegada de una camioneta policial, mucho más acorde que el patrullero sedán que hasta entonces recorría los caminos haciendo profilaxis de abigeato y otros delitos rurales.La comuna de Egusquiza "mimó" a la autoridad policial, acondicionando y ampliando dependencias de los uniformados.
Nicolás Lungo pudo en este tiempo cambiarle decididamente la cara a la noche de su pueblo. Seguramente uno de los orgullos del jefe distrital son las columnas de iluminación que le dieron completamente otra fisonomía a Egusquiza. Y vale la pena destacar que el club San Isidro durante su gestión renovó sanitarios, en un esfuerzo compartido entre la institución, la comuna y el gobierno de la provincia. No es frecuente que una localidad pequeña invierta $600.000 en beneficio de un club que forma parte de la historia misma de los habitantes del pueblo.
Con muchísima humildad pero con auténtica satisfacción Nicolás nos cuenta que cuando mira en retrospectiva lo hecho en su primera gestión siente que estuvo por encima de sus propias expectativas. "Tuvimos que afrontar sin niguna experiencia imponderables meteorológicos muy importantes y sin embargo pudimos trabajar como equipo y además concretar obras. En este momento en el casco urbano tenemos un proyecto muy ambicioso como es la concreción de 1400 metros de cordón cuneta, obra que ya se concretó en un 50 %. Pretendemos finalizarla en 90 días"
Mandatos breves. Apenas dos años .Y gestiones burocráticas interminables para conseguir recursos que a veces no llegan. O en el mejor de los casos aparecen cuando ya se está pensando en conformar un nuevo equipo para buscar renovar el crédito popular en las urnas.
Con todo, el cabañero Lungo sigue apostando y tiene sueños por cumplir para Egusquiza: " Aún en un contexto económico complicado como el que vivimos vamos a intentar mejorar las instalaciones del Samco. Y vamos a seguir apuntalando todo lo que podamos a la gente del campo. Porque la lechería no la está pasando bien. Y la sequía disminuyó en volumen y en calidad lo que produjo la agricultura".
En la charla con nuestro programa el titular de la comuna de Egusquiza también definió algunas cuestiones marcadamente políticas. "Mi viejo fue presidente comunal y siempre me dijo que la bandería política es determinante. Hoy yo no lo veo así. Observo un gobierno provincial que acompaña con obras a pequeños pueblitos que ni siquiera responden a su sector ni son determinantes en el momento de mensurar electoralmete. Y sin embargo reciben todo tipo y forma de apoyo".
Ya nos despedíamos de Nicolás y le preguntamos cuál era su futuro político una vez finalizada esta gestión. "Hasta acá llegamos. Mi granito de arena para mejorar Egusquiza ya lo aporté. Si hay alguien que quiera y pueda continuarme lo apoyaré. En todo caso si no aparece nadie iré por un nuevo mandato. Pero yo aspiro a terminar como presidente comunal y después volver a la empresa familiar" afirmó Lungo, que terminó con una metáfora entre risueña e interesante: "Mi carrera política es como una perdiz.Vuelo corto y de poca altura".
Todo terminó como siempre en esta visita a Egusquiza -pueblo chico de corazón grande- Apretón de manos y abrazo sincero. Nos quedamos pensando. Tal vez la política necesite de la humildad del interior del interior.Tal vez la función pública necesite más perdices y menos caranchos.