EDITORIAL- JUAN DE LOS PALOTES

Noticias 27 de junio de 2018 Por
ABORTAMOS LA RAZÓN, PARA QUE NO NAZCA LA REPÚBLICA
que-pasa-si-el-bebe-nace-con-una-vuelta-de-cordon


Recientemente, la cámara de diputados dio media sanción a una ley que despenaliza el aborto. Es pertinente señalar que si bien técnicamente es un avance en el proceso de gestación de la norma, se está a medio camino: apenas está comenzando el trámite en Senadores y una ley para entrar en vigor debe tener sanción completa y promulgación del ejecutivo, sea ésta tácita o explícita. Esto es casi una obviedad; sin embargo, el nivel de festejo de algunos y la repercusión en los medios pareciera indicar que el aborto ya no es punible en la Argentina.
Es preciso hacer varias reflexiones. Verdaderamente se instaló la temática del aborto para discutirla seriamente y crecer como sociedad en el ejercicio del debate y las argumentaciones enriquecedoras? O tenemos un gobierno abrumado por su propia ineficacia que permanentemente introduce en la agenda mediática temas de susceptibilidad extrema para distraernos? La respuesta la encontramos muy sencillamente, cuando casi en simultáneo con la acalorada aprobación en la cámara baja, el dólar subía tanto como el desconcierto de Dujovne y sus muchachos.No se puede tapar el sol con un dedo. Para colmo de males ni el mundial ayuda. La selección nacional se arrastra en las canchas de Rusia.Será muy cruel decir que es una metáfora del país que representa??
Pero volvamos al tema del aborto. Cuentan que Macri nunca imaginó a su gobierno proponiendo este debate pero su encono con el Papa Francisco lo empujó a esta decisión.El empresario ex presidente de Boca vio con muy malos ojos algunas visitas de Bergoglio a Sudamérica para encontrarse con algunos referentes de la Centro izquierda del continente. Sus colaboradores más cercanos interpretaron al líder espiritual de los católicos como un movilizador del "populismo", que en la región estaba agazapado. La venganza macrista perfecta sería el aborto legal en la Argentina, aún no estando conceptualmente de acuerdo . Es cuestión de prioridades: Es más importante la "devolución de atenciones" para con el hombre de blanco que lo que pueda ser una postura coherente en un tema que define la integridad de una persona.
Con el andamiaje mediático de los últimos tiempos Macri intenta capitalizar esta media sanción como una victoria. El hombre, a través de la diputada Victoria Donda incorpora el temario y la cámara baja lo aprueba. Además se congratula con la izquierda que tiene en el aborto una bandera de identificación extrema . El seudo progresismo nacional todavía no puede creer que un hombre de centro derecha como Macri haya cometido el "desliz". Pero lo celebra y le sonríe.
Después de las consideraciones precedentes, vale aprovechar la oportunidad para señalar que la norma promovida no es estímulo para el aborto ni significa una postura nacional de promoción de los asesinatos seriales de niños por nacer.Tampoco es serio pensar que ante la eventual puesta en vigor se terminarán los abortos clandestinos. Si como sociedad nos miramos conscientemente al espejo advertiríamos que más allá de la pobreza y la ignorancia, también es la condena social la que abre el camino de la clandestinidad. Y la condena social no se elimina con una ley.
Si de leyes hablamos, nuestro país tiene muchísimas. Muchas de ellas intentan hacer cumplir lo que la anterior norma no pudo. En ese marco histórico de incapacidad estatal para hacer cumplir lo reglado, con esta temática tan controversial entrará en juego otra cuestión espinosa.La objeción de conciencia de los profesionales médicos.
En las semanas previas a la votación se escucharon opiniones en uno u otro sentido verdaderamente irrisorias. Es justo reconocer que algunas resultaron interesantes: "No quiero que el estado utilize el dinero que yo pago en impuestos para matar a alguien que no se puede defender". "Se debería simplificar y facilitar todo lo vinculado a las adopciones" . "Mientras se despenaliza una práctica para terminar con una vida, se castiga con burocracia y falta de cobertura a aquellas parejas que necesitan un tratamiento de fertilización"
Mas allá del aprovechamiento político del tema, lo leìdo y escuchado contribuye al enriquecimiento de los argumentos en uno u otro sentido. Y hay algunas cosas que son incontrastables. La postura férrea al respecto es solo teoría. Y los datos para fundamentar ese posicionamiento no están debidamente documentados y son manipulados tendenciosamente.
Mientras todo esto ocurre se puede observar en diferentes puntos de la geografía nacional situaciones de salud pública que deberían haberse resuelto varias décadas atrás. Estamos en el siglo XXI y hay todavía lugares muy alejados de las grandes urbes donde no llegó ese concepto de promoción y prevención de la salud. Eso de que el estado vaya al ciudadano, dado que éste está inundado de vulnerabilidad y no sabe o no puede acercarse hasta un efector. Que el estado haga profilaxis.Hace décadas que se sabe que prevenir es mejor que curar, no solo en cuanto a eficacia y calidad de vida, sino que al propio estado le resulta más oneroso curar a un ciudadano que evitar que se enferme. Cuando no se hace profilaxis o se llega tarde el estado debe curar. Hay necesidad de más hospitales, y en esto no hay discusión filosófica, religiosa o ideológica.Hay necesidad de que estos hospitales cuenten con insumos y con recurso humano. Hay necesidad de realizar o reinstalar campañas de difusión para prevenir enfermedades evitables y que tienen que ver con la conducta. Hay que fortalecer todos los contenidos curriculares en el sistema educativo para que se articulen con la prevención en materia de salud que se puede hacer desde cada hogar argentino.
Con todo lo expuesto, resulta solo un concepto más fijar posición en cuanto al aborto. Y es sabido que ni la despenalización asegura preservar más vidas de mujeres. Ni la clandestinidad es garantía de bebitos que lleguen a un alumbramiento feliz.
Mientras tanto, reeditamos la vieja controversia nacional: unitarios vs federales. Peronistas vs antiperonistas. Boca vs River. La plaza del congreso dividida entre quienes apoyaban una u otra postura. Escuelas tomadas por adolescentes que evidentemente ya están siendo educados por el sistema -conciente o inconcientemente- con la idea de que en nuestro país no importa que es lo que se discute, sino que no hay chance del diálogo y las posiciones racionalmente intermedias.
Debe aparecer la honestidad intelectual. La honestidad en definitiva.
Debe primar la capacidad de diálogo y la aceptación de la opinión del otro.
No abortemos la razón. Un día deberá nacer la República.