Con Inclusión Educativa acompañamos a 400 jóvenes para que permanezcan en la escuela

Locales 23 de mayo de 2018 Por
El lunes por la tarde, en la sede vecinal del barrio Fátima, se realizó una reunión con los papás y mamás de los jóvenes que asisten al programa de Inclusión Educativa en el sector sur de nuestra ciudad.
thumbnail_Luis A. Castellano - Inclusión Educativa 1


El encuentro tuvo como finalidad conocer a algunos miembros de las familias de los chicos y solicitarles su acompañamiento en este camino que requiere de constancia, voluntad y esfuerzo. Instancias similares se desarrollan en los demás sectores donde se lleva adelante el programa. En esta ocasión, estuvieron presentes el intendente Luis Castellano y la secretaria de Educación, Mariana Andereggen.

 

“La secundaria es el piso para cualquier trabajo, para poder seguir alguna tecnicatura o algún estudio en la universidad. Sabemos que es un gran esfuerzo, los chicos que van a la escuela a la mañana llegan cansados y en lugar de dormir la siesta o ir a la vereda con los amigos, o a la plaza, se vienen a seguir haciendo tareas, completar las carpetas. Los de la tarde deben madrugar, así que sabemos que de su parte también debe haber un esfuerzo en acompañarlos”, les dijo Andereggen a los presentes.


Al finalizar la reunión y a manera de estímulo, se les hizo entrega de una beca educativa para que cubran necesidades de vestimenta o de útiles escolares.


Más de 400 jóvenes


Desde el municipio, a través del programa educativo de Inclusión Educativa, se trabaja para sostener en el sistema educativo formal a 400 jóvenes: “Anualmente estamos destinando más de 4 millones de pesos al programa. Estamos convencidos que la educación es el camino, a través de ella se solucionan los problemas en seguridad, los problemas que tienen que ver fundamentalmente en la producción. La educación es la base por la cual se solucionan los problemas que tenemos como sociedad”, expresó el Intendente.


Las clases se desarrollan en contraturno, en cuatro centros: en el norte, en la vecinal de barrio Zazpe; en el este, en el SUM de la pileta de la Granja El Ceibo; en el oeste, en la sede de la Federación de Entidades Vecinales; y en el sur, en la vecinal del Fátima. En cada uno de ellos trabajan un tutor y cinco profesores de las áreas principales del ciclo básico de la secundaria.


“Se les brinda un apoyo escolar en las distintas materias. A los que están empezando la secundaria se les ayuda a organizarse, adquirir hábitos en cuanto a llevar una agenda, completar las carpetas, resolver las tareas sistemáticamente. Con los más grandes se trabaja en explicar y reforzar los temas que se estudian en la escuela”, aclaró la Secretaria de Educación.


Un espacio sano y de contención


“A su vez, los centros funcionan como espacio de contención. Los chicos están acompañados en este contraturno en el que generalmente la casa está vacía. Allí desayunan, meriendan, se forma un grupo humano más pequeño que en el aula donde muchos se animan a hablar. Por eso suelen ser instancias de contención más allá de lo educativo”, agregó la funcionaria.


A lo largo de Inclusión Educativa, “se les ayuda a transitar la adolescencia. La mayoría tiene entre 13 y 15 años, sabemos que es el período donde están reafirmando su personalidad y descubriendo un mundo nuevo donde quieren empezar a sentirse adultos. Empiezan a tener libertades y muchas veces no las saben manejar”.


“También tenemos un equipo especial que funciona en el interior de la escuela 615 del barrio San José. En esa escuela asisten chicos que forman parte del programa “Vuelvo a estudiar”, entonces se les hace un apoyo especial con profesores de nuestro programa”, completó.


Por eso, reafirmó: “Estos centro realmente se transforman en espacios sanos donde se puede pasar el tiempo aprendiendo y estando contenidos”.


Alfabetización inicial


“Este año también trabajamos con la alfabetización inicial con chicos que están terminando su primaria y que presentan ciertas dificultades en la alfabetización, que es una barrera muy difícil de sortear al empezar la secundaria”, comentó.


El equipo está integrado por “maestras y profesionales que están preparadas especialmente para este tema y que trabajan en forma personalizada con casos específicos que se reconocen en las escuelas. Es un trabajo silencioso y personalizado que creo va a dar buenos frutos”, cerró Mariana Andereggen.

​

Te puede interesar