Evaluación positiva de la nuevas medidas para los festejos de quinto año

Locales 05 de marzo de 2018 Por
Durante el primer evento, se cumplió con la cantidad exigida de padres tanto en el boliche como en el trayecto a la escuela. No hubo pirotecnia ni se registraron inconvenientes.
Festejo San José

​Las medidas implementadas por la Municipalidad de Rafaela para el desarrollo de los festejos de los estudiantes de quinto año dejaron en la madrugada del lunes una primera experiencia positiva y durante los próximos días se seguirán repitiendo los operativos de control.

Se trata de la exigencia de padres en los festejos que se organicen dentro de los locales bailables, como así también en el recorrido que se realicen por las calles de la ciudad hasta la entrada a los establecimientos educativos. Una condición que no sólo se cumplió, sino que además estuvo acompañada por el control al no expendio de alcohol y a la prohibición del uso de pirotecnia. Es por esto que en el evento de este domingo por la noche y el lunes por la madrugada, no se registraron inconvenientes.

En este sentido, el Secretario de Gobierno de la Municipalidad, Eduardo López, evaluó de manera positiva esta primera experiencia, que refleja la voluntad del Estado local para que se sigan realizando este tipo de festejos, pero “dentro de las normas de convivencia”.

“Lo que intentamos poner en marcha es una serie de mecanismos que permitan que los festejos de los chicos puedan ocurrir, pero dentro de normas de convivencia. Que ellos respeten las normas establecidas, y que respeten al resto de la ciudadanía”, expresó López.

El funcionario explicó que la exigencia de un padre cada 10 estudiantes, sigue el mismo criterio que utiliza el Ministerio de Educación para el acompañamiento de los alumnos en cualquier actividad. En este sentido, en el puesta a prueba de esta medida, hubo presencia de padres según lo acordado.

“Los padres tuvieron que dejar sus datos en las planillas que armamos para el evento. Y el acompañamiento de la salida hasta la escuela fue según lo establecido: sin uso de pirotecnia, sin afectar el espacio público, que esa es otra de las cosas que tratamos que se respeten”, agregó.

El festejo al que se hace mención perteneció a estudiantes del Colegio San José. Como la fiesta incluía a 84 estudiantes, se requirió la presencia de 8 padres en el boliche, que se fueron dividiendo por turnos, pero que mantuvieron siempre el número acordado. En total fueron 16 padres lo que estuvieron en el lugar.

López recordó que también se hará hincapié en el cumplimiento del no expendio de alcohol en los ámbitos donde haya presencia de menores. “Son dos medidas que empezamos a hacer cumplir, con el correspondiente pedido de uso del espacio público, designando la trayectoria que van a realizar desde la salida hasta la escuela”, completó.

Cabe destacar que todos los directivos de las escuelas ya han sido notificados y que también se ha ido informando a los padres que están organizando los diferentes eventos vinculados a los estudiantes de quinto año.

“Hemos tenido muy buena recepción de parte de la comunidad educativa en general, y la primera experiencia de anoche fue satisfactoria. Controlamos que no se vendiera alcohol, que los chicos no ingresaran alcohol en sus mochilas, y como primera experiencia estamos muy conformes”, expresó López.

“Felicitamos a los padres y a los chicos, que entendieron que el festejo está permitido, siempre y en cuanto no afecte al resto de la sociedad rafaelina. Es una medida que vamos a seguir cumpliendo con el acompañamiento de los padres y de todos los chicos, que nos van a ir informando los eventos que vayan organizando”, concluyó.