El Concejo Municipal de Sunchales reconoció a Alberto "Dyno" Benítez por sus 50 años con la música

Regionales 25 de agosto de 2022 Por Redacción
20220825_102301

El Concejo Municipal de Sunchales realizó un acto para reconocer a Alberto “Dyno” Benítez por sus 50 años con la música, una trayectoria intensa e importante que lo ha convertido en una significativa figura para la vida de vecinos y vecinas de toda la provincia.

El sunchalense fue convocado a la Sala Sesiones para recibir la Declaración Nº418, aprobada el pasado 4 de agosto y por medio de la cual se destaca de Interés Cultural el camino profesional recorrido por el músico.

Los primeros pasos

Ya de muy pequeño, Alberto vivía en un hogar donde la música siempre fue protagonista. Uno de sus tíos, Jesús Benítez, cantaba en un grupo folklórico y ensayaban en su casa. A los 6 años le enseña los primeros acordes con la guitarra y a los 7 años debuta cantando en la escuela donde transcurrió sus estudios primarios, la “Escuela Nacional”, hoy Escuela Nº6169.

A los 8 años participa de concursos de canto en parques de diversiones que llegaban a la ciudad y tenían siempre un escenario disponible para quienes querían cantar o mostrar alguna otra habilidad artística.

Pasó el tiempo y continuó en el folklore hasta que en las radios comenzó a escucharse la “música moderna”, como se la denominaba entonces. Corrían los años ‘70 y Alberto ya tenía 15 años. Como a todo joven, la “nueva tendencia musical” comenzó a seducirlo. Los Iracundos, Los Ángeles Negros, Los Náufragos, Safari, Juan Ramón, Sergio Denis, fueron los nuevos “íconos” a los que comenzó a seguir. El nuevo estilo comenzó a apasionarlo.

Primera presentación con Alta Frecuencia

En el año 1971 se realizaban en Sunchales diferentes concursos de canto. Uno de ellos fue en el Club Unión, donde Alberto cantó “Y Volveré”, de los Ángeles Negros. Fue el ganador y rememora que, más allá de los regalos y premios que atesora aún hoy, un hecho ocurrido esa noche le marcó el futuro artístico para siempre.

FotoRecuerdo

Cuando bajó del escenario lo esperaban dos músicos locales: Rubén Márquez y Euclides Tulisso, ambos integraban del grupo “Los Cristales”, donde cantaba Roberto Stricker, quien por razones de trabajo debía abandonar el grupo. Así comienza en el conjunto musical, pero no alcanzan a presentarse en público con la nueva formación ya que algunos integrantes fueron dejando. Con quienes se quedan, sumando nuevas incorporaciones, surge “Alta Frecuencia”. Y nace el nombre artístico de Alberto Benítez: Dyno.

Meses de ensayo, hasta que surge la primera presentación a nivel profesional. El debut fue el 15 de agosto de 1972, junto a Rubén Márquez (batería), Euclides Tulisso (bajo), Ángel Chavaza (órgano), Néstor Toldo (guitarra), Carlos Llull (saxo) y Dyno (voz). 

Al año y por cuestiones laborales, se retiran el guitarrista y el tecladista e ingresan en su reemplazo Raúl Gilli y Jorge Mitri. Incorporan además un locutor: Héctor Ricardo Milanesio.

Trayectoria

Comienzan a llegar las contrataciones para participar en diferentes eventos y fiestas, primero a nivel regional. En aquella época, se realizaban los “bailables” en cada colonia, pueblo o ciudad. Muchos jóvenes de diferentes lugares se acercaban a los bailes de 15, a las Fiestas Patronales, los Bailes de Carnaval. Llegaban a actuar seis noches seguidas.

FotoRecuerdo1

En 1978 entran por primera vez a una sala de grabación de la mano de Lito Bossio y Raúl Cagnolo, productores cordobeses. Graban junto a otras bandas de la zona un disco. Durante ese mismo año graban otro con un productor de Buenos Aires. El material fue muy difundido y llegaron a actuar en 25 bailes por mes.

FotoRecierdo3

Luego de 25 años del comienzo como cantante y compositor, Dyno decide parar por un tiempo y dedicarse a su familia. Pero a la semana de la decisión recuerda que lo llaman desde una productora muy importante de Buenos Aires para grabar dos discos. Viaja a Capital Federal y firman el contrato por 12 temas por disco, todos de su autoría. Meses de viajes para grabar todas las semanas y componer canciones para otros solistas y grupos de distintos lugares del país que grabaron sus temas. Al cabo de unos meses sale el primer disco como solista con una buena recepción del público en Argentina, pero también en México y Uruguay.

Surge una nueva propuesta para grabar en Santa Fe desde una discográfica que sólo manejaba grupos de cumbia (Mario Pereyra, Ezequiel, entre otros). Graba dos producciones de música del recuerdo, “Camino a la Nostalgia” y “Recuerdos y Algo Más”.

FotoRecuerdo2

Desde hace 4 años comparte escenarios con su hijo, Iván Gonzalo. Por la pandemia se suspenden todas las presentaciones, eran cuatro músicos pero pasan a formar un dúo como padre e hijo. Apenas había transcurrido una semana de la suspensión de los espectáculos cuando comienzan a realizar shows en vivo desde su casa. Todos los sábados llegaban a tener hasta 2.000 seguidores en directo. Hoy continúan solos realizando presentaciones en cenas shows, fiestas privadas, casas de familia y cumpleaños.

Boletín de noticias