La obra del acueducto San Javier-San Cristóbal-Ceres-Tostado beneficiará a más de 100.000 vecinos

Regionales 24 de mayo de 2022 Por Redacción
Es uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos de la gestión de Perotti. Abastecerá de agua potable de buena calidad a 49 localidades de cuatro departamentos del norte provincial.
imageacueductojpg

Una de las políticas públicas del Gobierno provincial se enmarca en las grandes obras de infraestructura que impulsan el desarrollo y el sistema productivo de cada región santafesina y que mejoran la calidad de vida de todos los santafesinos. El 1 de mayo, el gobernador Perotti anunció -en la apertura del 140° período de sesiones ordinarias de la Legislatura- la firma del convenio de financiamiento para el acueducto San Javier-San Cristóbal-Ceres-Tostado en su etapa troncal, que abastecerá de agua potable a los departamentos San Javier, San Justo, San Cristóbal y 9 de Julio.

El proyecto ejecutivo está desarrollado por técnicos del Gobierno provincial y evaluado por sus pares de Nación, con un monto asignado de $27.700 millones. (monto actualizado por Nación). Al respecto, la ministra de Infraestructura, Silvina Frana, celebró los avances para esta ansiada obra que abarcará gran parte del norte provincial: "Desde la bajante del río en el 2020 y a partir de ese momento, estuvimos trabajando codo a codo con los pobladores del norte para que tengan agua potable de calidad. El acueducto viene a ser la solución definitiva a una demanda histórica. El gobernador Omar Perotti lo gestionó junto con el ministro Katopodis y autoridades del Gobierno nacional para, finalmente y luego de un tiempo de mucho trabajo, se logre esta importante inversión nacional", dijo.

Y agregó: “Estamos hablando de una obra que permitirá por primera vez, a los pobladores de estas localidades, tener acceso al agua potable. Por eso, cuando hablamos de agua potable, hablamos de salud humana, de calidad de vida, de cuidar a nuestra gente, que se suma a lo que venimos desarrollando en toda la provincia, con una mirada integral y federal hacia el equilibrio poblacional y territorial, y el fortalecimiento productivo; con un fuerte acompañamiento del Gobierno nacional, para continuar mejorando la conectividad en rutas y caminos rurales, así como los espacios para la salud, la educación, el derecho a la vivienda".

s_0dfa0b4

"Esta es nuestra mejor forma de hacer política: que las palabras se concreten y desde nuestro ministerio con las obras en marcha", cerró la ministra Frana. En este sentido, el secretario de Empresas y Servicios Públicos, Carlos Maina, detalló: “La indicación del gobernador es dar respuesta a estas demandas con una agenda de trabajo que se materialice en obras, de llegar con los servicios esenciales a todo el territorio santafesino, para mejorar la calidad de vida de la gente. Y en este caso, destacamos el trabajo conjunto con el Gobierno nacional en una obra que va a tener un impacto positivo, ya que cuando esté terminada, abastecerá de agua potable a más de 100.000 habitantes”.

Luego, el funcionario explicó: "El agua cruda es transportada desde el río Paraná hasta la planta potabilizadora y, una vez tratado el líquido, es impulsado por bombeo a los acueductos troncales y ramales secundarios que posibilitan el abastecimiento a las localidades, donde se almacenarán en cisternas. La obra permitirá abastecer de agua potable de buena calidad a las poblaciones, disminuyendo el riesgo en salud por enfermedades de origen hídrico y, a su vez, permitirá el desarrollo de las mismas, limitadas por la escasez de agua".

Proyección a diez años

El proyecto comprende la construcción de nueve estaciones de bombeo a lo largo de más de 360 kilómetros de cañerías. "Las bombas instaladas serán suficientes para cumplimentar el horizonte de diseño de los próximos 10 años. En cuanto a las obras civiles, se construirán las instalaciones necesarias para instalar equipos de bombeo con un horizonte a 30 años", resaltó Maina.

La planta potabilizadora será de alta tasa con una capacidad hidráulica de 600 litros por segundo. Además, se construirán las dependencias necesarias para su correcto funcionamiento, como ser un laboratorio, cisterna de agua tratada, estación de bombeo, sala de control y oficinas. La misma se ubicará en un predio sobre la ruta provincial N°39, en adyacencias al cruce con la ruta provincial N°1.

Además, la obra contará con un sistema de telesupervisión y control en el cual se van a transmitir y recibir datos a través de fibra óptica. El mismo controlará íntegramente en forma local y/o remota los mecanismos que hacen al funcionamiento del acueducto. El llamado a licitación está previsto para el próximo 22 de julio.

Habrá 49 localidades beneficiadas

Los ramales que se construirán alcanzarán a las localidades de San Javier, Colonia Francesa, Colonia San José, Colonia Teresa, Los Corralitos, La Brava, Colonia Dolores, San Martín Norte, Silva, Gobernador Crespo, La Criolla, Vera y Pintado, Pedro Gómez Cello, La Penca y Caraguatá, Petronila, Villa Saralegui, María Eugenia, La Lucila, Ñanducita, Capivara, San Cristóbal, Santurce, Aguará Grande, La Cabral, Huanqueros, El Aguará, Las Avispas, Esteban Rams, Ambrosetti, Monigotes, Curupaity, Arrufó, Suardi, Ripamonti, San Guillermo, Colonia Rosa, Villa Trinidad, Colonia Ana, La Rubia, Hersilia, Ceres, Montefiore, Logroño, Tostado, Antonio Pini, Pozo Borrado, Fortín Atahualpa, San Bernardo y Villa Minetti.

Boletín de noticias