"Necesitamos que el Estado nacional impulse el debate"

Ambiente 23 de agosto de 2021 Por Bárbara Acuña
El proyecto de Ley de Humedales ha sido uno de los temas debatidos durante la semana y sobre ello dialogamos en la última edición de Identidad Regional Radio con uno de los referentes e impulsores de esta ley , el diputado nacional Enrique Estévez.
estevez
Enrique Estévez - Diputado Nacional

El avance en el tratamiento de la Ley de Humedales en Argentina pone en jaque a toda la clase política en un año electoral en donde la mirada de toda - o la mayor parte de - la sociedad está puesta en ellos. 

De acuerdo a lo que establece la Convención sobre los Humedales o Convención Ramsar, los Humedales son “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros” . Su importancia radica en que, además de ser una de las zonas más productivas del mundo, son cunas de diversidad biológica y fuentes de agua y productividad primaria de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir. Además, en nuestro país ocupan el 21,5 % del territorio. 

Sobre esta tema, conversamos con el Diputado Nacional del partido Socialista Enrique Estévez, autor de uno de los proyectos que se está debatiendo en una de las comisiones de la cámara baja. 

"El hombre viene generando actividades que matan ese ecosistema y esto es irreversible" comenzó explicando Estévez en referencia a la perdida de humedales que se viene dando a lo largo de la historia tras el avasallamiento de actividades antrópicas. Resaltó además la necesidad de modificar la relación de las personas con la naturaleza para evitar consecuencias aún más graves y tomar conciencia sobre la importancia de proteger estos espacios.

Como impulsor de esta ley cuestionó la falta de interés en el tratamiento de un proyecto de estas características dado que impide que se genere un debate serio y completo para definir estrategias integrales pero además reconoció que "hay que acompañar a todos los sectores productivos a que hagan una reconversión de su trabajo" apuntando directamente hacia la falta de un real compromiso por parte del Estado Nacional "existe una ausencia total del Estado".

La demora en el dictamen del proyecto que actualmente esta a la espera de ser tratado en Comisiones de Agricultura y Ganadería, de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios y de Presupuesto y Hacienda de Diputados, "tiene que ver con intereses de provincias y de sectores productivos", afirmó.

"Necesitamos que el Estado nacional impulse el debate"

En cuanto al rol que ocupan los gobiernos provinciales, el legislador explicó que en muchos casos los diputados y diputadas que no acompañan esta ley tiene que ver con una relación directa a la afectación de ciertos sectores productivos o incluso  al propio estado desde un punto de vista económico.

Cabe destacar que Argentina, además de estar adherida a los distintos acuerdos internacionales en materia ambiental, tiene una legislación que regula la política ambiental. La base de esta regulación se encuentra de manera explícita en el artículo 41 de la Constitución Nacional que establece que "Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo" a la vez que define la responsabilidad que le cabe a los estados de legislar en para garantizarlo " Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales". A este derecho constitucional se suma la Ley General del Ambiente ( Ley 25.675) que establece los presupuestos mínimos para legislar en materia ambiental  por lo que el proyecto de  Ley de Humedales tiene un amplio respaldo jurídico.

Teniendo en cuenta las bases normativas, y sobre el rol que ocupa el poder judicial en este proceso de legislar, el diputado explicó que si bien para que actúe debe existir una ley especial de protección de humedales, no hay una garantía sobre lo que sí se puede hacer, como por ejemplo llevar a cabo las investigaciones de los incendios que destruyen gran parte de la biodiversidad en todo el territorio argentino.

Sobre la posibilidad de que vuelva a perder estado parlamentario en diciembre de 2021 el proyecto actual, Estévez reafirmó su compromiso con esta ley "vamos a dar la pelea", concluyó, y apuntó de nuevo al Gobierno al cuestionar que  "este tipo de proyectos salen cuando hay un acompañamiento firme del poder Ejecutivo".

LEY DE BIOCOMBUSTIBLES

El pasado 16 de Julio, la cámara de senadores aprobó la nueva LEY DE BIOCOMBUSTIBLES. Esta ley tendrá vigencia hasta el año 2030 y establece nuevos porcentajes de cortes para nafta y gasoil en relación con los distintos componentes que participen de su elaboración: en el caso de la nafta, pauta un mínimo obligatorio de 12% de bioetanol y una eventual reducción al 9%. Para el gasoil el corte mínimo del biodiésel será de un 5%, con una eventual reducción al 3%, mientras que para el caso de la caña de azúcar deberá contemplar un mínimo de 6% de mezcla obligatoria.

Al respecto, el legislador nacional hizo mención a la ley que estuvo vigente hasta mayo de 2021, impulsada en el año 2006 por el entonces presidente Néstor Kirchner a la que consideró como "positiva" ya que generó no solo una nueva industria, la de los biocombustibles que  a su vez le dio valor agregado a materias primas, sino que impulsó la creación de nuevas industrias regionales.

Si bien en principio la cámara de senadores había votado por unanimidad la prórroga de esa ley que estaba vigente desde el año 2006, cuando fue remitida a la cámara baja, el Gobierno nacional decidió realizar determinados cambios que desde su punto de vista eran "negativos". Por un lado desde el aspecto ambiental dado que el uso de biocombustibles reduce la emisión de gases de efecto invernadero lo que es favorable para mitigar los efectos del cambio climático, y por otro respecto al impacto en el sector productivo de las industrias ya que prácticamente la producción disminuye debido a la baja en el porcentaje del corte.

"Desde nuestro punto de vista esta ley es negativa"

Audio de la nota completa: