Con la partida de Reutemann se va uno de los mejores pilotos de nuestra historia

Deportes 08 de julio de 2021 Por René Heredia
REUTEMANN (1)

Sin dudas, el fallecimiento de Carlos Reutemann ha calado muy profundo en los amantes de los fierros y de todos aquellos que durante toda la carrera realizada en la Fórmula Uno, nos levantábamos muy temprano los domingos, porque en los circuitos más importantes del mundo, este santafesino nos representó como pocos en uno de los deportes más riesgosos.

Uno podría decir que desde su aparición siempre fue protagonista, con los Fiat 1500 de Grossi en 1965, pasando por el TC con un Falcon, los Sports Prototipos argentinos con los Huayra de Pronello, en las temporadas internacionales en el ‘69 y ‘70, hasta llegar a la F 2 en el ‘71 internacional, con los autos de Staffa y aquel subcampeonato detrás de Peterson. Después, la llegada a la F1 en 1972, en Brabham, y no dejarla más. En el medio su participación con Ferrari en los prototipos internacionales.

Aquella primera gran decepción del ’74, cuando se quedó sin nafta a media vuelta del triunfo en Buenos Aires, y la primera victoria en Sudáfrica y el 6° lugar en el Mundial.
La contratación de Ferrari y allí se convirtió en uno de los mejores tester de la categoría, la victoria gloriosa en Mónaco ‘80, su paso por Lotus y la llegada a Williams y su enfrentamiento con Jones, los carteles en Brasil y la decepción en Las Vegas, donde pierde por un punto de  Piquet que fue campeón mundial.

Los autos de Rally también lo tuvieron como protagonista.

Se ganó el respeto de todos sus colegas, admirado por todas las escuderías y el mundo del automovilismo deportivo. Fue un ídolo a veces no tan reconocido en su momento, sí cuando pasados los años y la no llegada de un piloto argentino a su altura en la máxima categoría, allí si lo pusieron en la verdadera dimensión de lo que fue y significó para esta tierra, que sólo ponderaba las hazañas del quíntuple Juan Manuel Fangio.

Mucho se seguirá escribiendo de Reutemann, pero seguro, seguro que hay algo que nadie podrá soslayar: REUTEMANN ES UNA LEYENDA DE NUESTRO DEPORTE.