“Calles para la Vida”: Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial

Locales 16 de mayo de 2021 Por Redacción
La Municipalidad de Rafaela adhiere a la campaña mundial que tiene como objetivo salvar vidas y propone reducir la velocidad de circulación por las calles a 30 kilómetros por hora.
IMG-20210516-WA0016

La Municipalidad de Rafaela adhiriere a la “6ª Semana Mundial para la Seguridad Vial” denominada "Calles para la Vida” (“Streets for Life”) #Love30. 

El llamado, realizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tiene como premisa reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora en las calles de las ciudades de todo el mundo, con el claro objetivo de salvar vidas.

En nuestro país, la organización “Luchemos por la Vida” encabeza esta cruzada por una mejor calidad de vida. Por ello, la Secretaría de Gobierno y Participación se suma, comprometiéndose a la acción de difundir tan importante objetivo invitando a toda la comunidad a ser parte de este cambio y concientizar acerca de los beneficios de disminuir la velocidad al volante en las calles urbanas.

Los beneficios de una medida de estas características son muchos: la principal es que la disminución de la velocidad de 40 a 30 kilómetros por hora reduce en dos tercios las muertes en el tránsito, según se ha comprobado mediante diferentes estudios internacionales en base a la evidencia de muchas ciudades en el mundo que ya tienen esta norma. Los mayores beneficiados resultan los más vulnerables en el tránsito: peatones y ciclistas; niños, adultos mayores y personas con discapacidad.

Además, disminuir la velocidad produce beneficios en la salud y en materia ambiental ya que incentiva a las actividades tales como caminar y ciclísticas, en lugar del uso del automóvil. Incluso, habilita el uso del transporte público, con lo cual, se reducen las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y la contaminación sonora.

Legislar este límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en calles urbanas, y concientizar a la comunidad local sobre el tema, contribuye a crear ciudades más seguras, saludables, verdes y habitables. Numerosas comunidades de países avanzados en seguridad vial ya lo han logrado.

Es el momento de cumplir este llamado a la acción mediante la reducción, el diseño y el cumplimiento de velocidades de tránsito que sean seguras para todos, en todas partes, priorizando las calles de baja velocidad en todas las áreas residenciales y cerca de las escuelas. Calles por la salud, el clima y para las personas: “Calles para la Vida”.