El Concejo de Sunchales solicitó que personas con discapacidad sean incluidas como grupo prioritario en el Plan de Vacunación contra covid-19

Regionales 21 de abril de 2021 Por Redacción
micrositio.1980.discapacidad-1280x720

A través de un proyecto aprobado en abril,  el Concejo Municipal de Sunchales solicitó al Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe que incluya como grupo prioritario del Plan Nacional de Vacunación contra covid-19, a las personas con discapacidad con factores de riesgo o institucionalizadas.

Esta iniciativa fue presentada por la concejala María Alejandra Bugnon de Porporatto y el edil Horacio Bertoglio, quienes acompañaron el pedido aprobado con un extenso listado de fundamentos.

“Hay un grupo que se ubica dentro de los grupos vulnerables y que no ha sido considerado como prioritario: las personas con discapacidad que presenten uno o más factores de riesgo o se encuentren institucionalizadas. La Resolución 627/2020, de marzo de dicho año, si bien incorporó entre los grupos de riesgo a las personas con Certificado Único de Discapacidad en la primera etapa de vacunación nacional, las autoridades nacionales no las incluyeron en sus estrategias”, afirman los autores.

Se expresa a continuación que “según la Organización Mundial de la Salud, las personas con discapacidad están clasificadas como poblaciones vulnerables en situaciones de emergencia de salud pública. Las barreras institucionales, ambientales y de actitud existentes se exacerban en tiempos de emergencia y otras nuevas aparecen, restringiendo aún más el ejercicio de los derechos básicos de las personas con discapacidad, incluyendo el derecho a la vida, el derecho al acceso a la atención médica y el derecho a la vida independiente”.

Datos y estadísticas

Como parte de los fundamentos del proyecto, se enumeran datos concretos y estadísticas sobre el grupo de riesgo conformado por personas con discapacidad.

De acuerdo a un informe realizado por la Agencia Nacional de Discapacidad, en septiembre de 2020, la tasa de letalidad entre el colectivo de personas con discapacidad es del 7%, aproximadamente tres veces superior que el registrado por la población en general.

Otro dato relevado por el estudio respecto al porcentaje de personas con discapacidad recuperadas concluye que éste es menor que el porcentaje de la población general.

Además, se observa que entre las personas con discapacidad que dependen de asistencia de terceros para la vida diaria hay una proporción mayor de fallecimientos,  el 13% frente al 8,3% de personas con discapacidad sin dependencia.

La International Disability Alliance (IDA) remarcó que las personas con discapacidades se enfrentan a un mayor riesgo de contraer covid-19, debido a las condiciones de salud preexistentes (como problemas respiratorios) y a las desigualdades en los determinantes sociales y subyacentes de la salud y el contacto con los proveedores de servicios de apoyo.  Este grupo corre un mayor riesgo de desarrollar afecciones críticas o, incluso, de perder la vida.

Para algunas personas con discapacidades intelectuales o psicosociales, o para personas con autismo, suele no ser factible observar el distanciamiento físico recomendado o el uso prolongado de máscaras o cobertura facial y otros requisitos higiénicos. Este es el caso, en particular, de las personas con discapacidad que viven en entornos en donde las tasas de infección son muy elevadas, como los asentamientos de emergencia, las instituciones psiquiátricas y otros contextos segregados.