Comunicado de la Sociedad Argentina de Mastología

Opinión 15 de abril de 2021 Por Redacción
12973438714e10e7acb78a94c9ac4003_XL

Ante los dichos del Señor Presidente de la Nación en relación a que “el sistema sanitario privado se relajó y comenzó a programar cirugías que ocuparon camas no COVID”, alterando así la ecuación ante la potencial necesidad de esas camas para pacientes con coronavirus, la Sociedad Argentina de Mastología asume la necesidad de informar que:

A partir de inicios del año 2020, ante esta pandemia global, inesperada y de alcances desconocidos, aún antes de decretado el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, el sistema de salud, tanto público como privado, se organizó y preparó para poder dar especial atención a todos los pacientes afectados por el virus, cuyos alcances se desconocían. Para ello dedicó mayoritariamente sus centros para la atención casi exclusiva de pacientes COVID, tanto en forma ambulatoria como así también en internación. Por eso debieron suspenderse todas las cirugías que no fuesen urgencias u oncológicas, aunque estas últimas también se suspendieron cuando las oportunidades eran propicias para ello. Pero lo peor fue que la población, primero aislada y luego asustada, dejó de concurrir a los controles médicos. Solo en lo que a cáncer de mama se refiere, durante el año pasado dejaron de diagnosticarse y, por ende, de tratarse, más de la mitad de los casos que estadísticamente deberían haber sido diagnosticados (de una enfermedad que constituye la mayor causa de muerte por cáncer en la mujer). Y la consecuencia de este hecho será que, en un futuro próximo, la población tendrá mayor mortalidad por otras causas ajenas al coronavirus.

En resumen, queremos manifestar que los médicos que conformamos el sistema sanitario, público y privado, no nos relajamos; por el contrario venimos redoblando nuestros esfuerzos para contener a la población en todos los aspectos de su salud, aún a riesgo de perder la nuestra y la de nuestras familias.