Los Jardines Municipales fueron hasta la casa de los niños y niñas

Locales 20 de diciembre de 2020 Por None
En una unidad de transporte público, directivos y docentes fueron casa por casa para felicitar y entregarles presentes a los egresados y egresadas 2020. Lo hicieron bajo estricto cumplimiento de las normativas y protocolos vigentes
jardín municipal

Durante las dos primeras semanas de diciembre, directivos y docentes de los Jardines Municipales, estuvieron recorriendo los hogares de los 400 niños y las niñas que culminaron este año, y de los egresados y egresadas. En una unidad de transporte público fueron casa por casa para felicitar y entregarles presentes a los egresados y egresadas 2020. Lo hicieron bajo estricto cumplimiento de las normativas y protocolos vigentes.

Fueron instancias emocionantes porque en un año como este, donde el acompañamiento y el aprendizaje estuvieron mediados por pantallas, significó el reencuentro presencial después de muchos meses. Así se lo expresó la mamá de Feli, egresado del Jardín Materno Infantil Municipal Nº 2 “Magdalena Bruno”, a su directora, Ana Maine: “Le quería agradecer a todo el grupo por ir a saludarlo a Feli después de tanto tiempo. Estábamos muy ansiosos. Feli está muy contento. Extrañamos mucho el jardín. Gracias por acompañarlo durante casi 5 años. Los vamos a extrañar mucho”.


La emoción fue compartida. No sólo embargó a las y los pequeños, sino también a sus familias y a las docentes. Después de la recorrida, los equipos recibieron muchos mensajes. “Nos agradecieron el cariño con el que hemos trabajado y el intentar estar presentes a pesar del año que pasó. Nos decían que en ese encuentro podían ver también cuánto habían extrañado a su seño y al jardín”, expresó Verónica Luna, directora de las sedes Zazpe y Los Nogales del Jardín Municipal Nº 3.

“Te juro que me dan ganas de llorar porque fue emotivo y, cómo decirlo, alegre y triste a la vez. Se me vienen imágenes, desde una nena que lloraba porque quería que las seños entraran a jugar con ella o chiquitos que querían subirse al cole. Las familias, salían los papás y las mamás llorando emocionados, porque se reencontraban los chicos con nosotros. Y la cara de ellos, la alegría, fue impagable, una inyección de alegría volver a encontrarnos. Qué mejor que compartirles las palabras que nos escribieron para contar lo que significó”, expresó Alicia Agazzoni, directora del Jardín Materno Infantil Municipal Nº 1 “Margarita Bochetto”.

Lo positivo, más allá de todo lo vivido
Una de las que escribió fue Mari, mamá de niño que asisten al Jardín: “Muchas gracias por el acompañamiento. Se siente de este lado que son nuestro sostén. ¡Lo que nos hacen el aguante! Sin duda alguna, esta pandemia sirvió para reflexionar y valorar mucho en todas las áreas. Se ve la importancia del jardín y del trabajo que realizan con la felicidad de los niños”, expresó Meli, mamá de dos alumnitas. “Hola seño. Primero, gracias por visitar a Victoria. Ella me contó entre lágrimas que quería irse con su seño, pero no pudo”, relató Noe, mamá de Vicky.

Ana Maine, directora del Jardín Nº 2, describió la experiencia de la recorrida y las visitas: “Muchos de los familiares le habían reservado la sorpresa de que íbamos. Ver las caritas cuando llegábamos con el colectivo, con los regalos, cada vez que bajábamos con las seños, eso no tiene precio. Llena el corazón de alegría, llena el corazón de algo muy tibio”.


En relación a lo vivido este 2020, reflexionó: “Es una experiencia que tuvimos que pasar, de no poder estar en contacto con nuestros chiquitos. Pero, como siempre, de todo lo negativo se puede extraer algo positivo. La recorrida fue llevar un poquito de nuestra presencia y la presencia del jardín, a cada uno de los hogares y así fuimos recibidos”.

La directora del Jardín Nº 2 también recibió muchos mensajes al cierre de la recorrida. Por ejemplo, el de la mamá de Nazareno: “No quería dejar pasar la oportunidad de agradecer el gesto que han tenido de acercarse y haber traído este regalito. La vedad que Nazareno quedó muy contento, muy feliz de haberlas visto después de tanto tiempo y también con el regalito. Estamos muy felices y fue una caricia al alma después de todo este año que hemos vivido”.

Glenda, una de las docentes, manifestó: “Me pareció maravillosa esta aventura de ver a los niños y las familias esperándonos. Gestos como prepararnos carteles de bienvenida, el asombro, la sorpresa, la espera. Otros, desde su timidez, participando también con una mirada. Lo que yo sentí es que, antes de mirar el regalo, nos miraban a nosotras. Eso me pareció que fue de una conexión increíble. En un minuto se dio todo lo que no pudimos vivir lamentablemente en este año”.


Más mensajes cargados de emoción

Tras la recorrida por las casas de las egresadas y egresados del Jardín Nº 3 Sede Zazpe, Verónica Luna y el equipo de la institución recibió mensajes como este, que firmó la mamá de Ahimara: “Como mamá quiero agradecerles por todo el amor que le brindaron a mi hija. Por la paciencia y todo lo que le enseñaron, Ella fue muy feliz con ustedes y ni hablar de lo que extrañó este año. La de esta mañana, fue una sorpresa muy linda donde se demostró todo el amor que le dan a cada uno de los chicos. Súper agradecida junto con mi familia y mi hija por este tiempo tan maravilloso junto a ustedes. Ahimara los ama mucho y su Jardín fue una etapa muy hermosa en su vida”.

Por su parte, la familia de Lola expresó: “El ver que Lola, teniendo el carácter que tiene, de no ser muy social con todos siendo niña y apreciar cómo sale corriendo y abraza a esas personas con las que pasó muy poco tiempo, en este año de crecimiento me hace pensar que el amor que ustedes tienen hacia ellos es muy enorme. ¡Se nota el tiempo que le ponen y dedican al jardín! Gracias seños por todo lo que hacen por ellos, nosotros nos gozamos de saber que están en las mejores manos y seguimos apostando a que nuestros más peques comiencen su año electivo con el Jardín Municipal”.

Un gesto pequeño pero inmenso en la vida de muchos de los niños y las niñas que asisten a nuestros jardines. Con esta recorrida, las instituciones educativas municipales cierran un ciclo en un año atípico, difícil, pero en el que rescatan haberse dado mil y una estrategias para estar cerca, sostener los vínculos y garantizar el derecho a la educación desde las primeras infancias.