Acompañamiento Educativo Primario, una política clave en la vida de 80 niños y niñas

Locales 18 de octubre de 2020 Por None
El Municipio acompaña a los estudiantes de primer ciclo que asisten a distintos establecimientos educativos primarios y públicos de nuestra ciudad.
thumbnail_Acompañamiento Educativo 1

 

 

 


El departamento de Inclusión Educativa, dependiente de la Secretaría de Educación de la Municipalidad de Rafaela, continúa acompañando a alrededor de 700 estudiantes, a través de todos sus programas, que este año debieron reinventar las estrategias y redoblar los esfuerzos para sostener las acciones en los lugares donde más se las necesitaba.


 

Dentro de esos programas, se encuentra el Taller de Acompañamiento Educativo Primario (TAE), coordinado por la Profesora Luisina D’Alessandro e integrado por un equipo de 9 docentes.


 

La acción del TAE en el territorio se distribuye en cinco sectores, desde los cuales se acompaña a 80 estudiantes de primer ciclo, que asisten a diferentes establecimientos educativos primarios y públicos de la ciudad.


 

La Coordinadora expresó que “la prioridad es brindar nuestro acompañamiento, para asegurar las trayectorias educativas de niñas y niños. Esto no sería posible sin el trabajo conjunto con las escuelas, las familias y estudiantes”.


 

También destacó que la mayoría de las acciones se desarrollan de manera virtual: “Así sostenemos el vínculo con 70 estudiantes y sus familias”, a través de videollamadas, SMS, WhatsApp, llamadas tradicionales, para trabajar en las comprensión y resolución de las actividades escolares.


 

Por otro lado, se acompaña a 10 estudiantes bajo modalidad presencial, en tres sectores de la ciudad con abordaje socioeducativo. Sobre este punto, explicó: “Se define cuáles son los estudiantes que necesitan este tipo de intervención, luego de evaluar junto con autoridades escolares y docentes, que es la única opción posible para sostener las trayectorias. Las mismas, se llevan a cabo en espacios cuidados, de manera personalizada y extremando las medidas en el cumplimiento de protocolos”.


 

Como es clave el vínculo con las instituciones educativas, la comunicación con directoras y docentes de las escuelas, es constante, “a fin de realizar intercambios pedagógicos, informarles sobre la dinámica de los acompañamientos, situaciones socio educativas puntuales y, en muchos casos, operar como nexos entre familias y docentes”, agregó.


 

Las acciones del programa se diversificaron este año, extendiéndose a la impresión y entrega de actividades escolares a las familias; envío directo de resoluciones de actividades escolares de estudiantes a docentes; visitas domiciliarias junto con referentes de las escuelas y equipos territoriales.


 

“Seguiremos transitando este camino, porque los resultados que vamos observando nos marcan la pauta de que es el correcto, aunque atentas y atentos a los desafíos que se presentan y siempre con la mirada puesta en los protagonistas, cada niño y niña que forma parte del programa.  Como expresa la UNESCO: el derecho a la educación no es solo un derecho humano en sí mismo, sino también un factor esencial para el ejercicio de todos los demás derechos humanos”, finalizó D’Alessandro.