LA ECONOMÍA ES VIDA

Locales 16 de octubre de 2020 Por None
La Pandemia que sufrimos ha generado infinidad de problemas.
thumbnail_foto002-20150316090409

Resolverlos, superarlos, es una particularidad inherente a la condición humana.

Frente al virus de la muerte, la supervivencia se impone. ¿A cualquier precio?.

Es tan imposible tapar el sol con las manos, como querer que la actividad económica se detenga.

En Rafaela han transcurrido muchísimos días, semanas y meses,  sin circulación viral. Pero nuestros gobernantes pese a esto obligaron a que escuelas, empresas, comercios, bares, restaurantes y servicios de todo tipo, no se pudieran desarrollar. 

No se evitó con estas medidas que el Covid comience a enfermar y matar.

El virus se transmite de persona a persona.  Único medio de circulación y contagio. Por lo tanto la vía de protección es individual, personal, exclusiva. Cada uno debe hacer lo que tiene que hacer.

Nadie puede usar el barbijo por otro, ni distanciarse, ni lavarse las manos una y otra vez. Cada uno tiene que hacerlo.  TODOS.

La actividad económica, en sus infinitas formas, debe realizarse con los protocolos más estrictos, sobre todo en concentración de personas.

Pero no se puede seguir prohibiendo a unos y a otros no;  jardines maternales, los trabajadores de eventos unidos, entre otros, deben poder trabajar. Con todas las restricciones necesarias para evitar el contagio. Pero TRABAJAR.

La Pandemia nos hará sufrir durante mucho tiempo más. Enfrentarla con extrema responsabilidad individual y colectiva es el único medio para evitar que la tristeza, la debacle económica o la incertidumbre infinita; nos ganen la batalla.