Destacan la participación del ingeniero sunchalense Lucas Cabalaro en el proyecto del satélite argentino Saocom 1B

Regionales 04 de septiembre de 2020 Por None
En la Sesión Ordinaria del jueves 3 de septiembre, el Concejo Municipal declaró de Interés Social y Científico el lanzamiento  y desarrollo del satélite argentino Saocom 1B. 
LucasCabalaro2

 

La Declaración destaca además el trabajo realizado por Lucas Cabalaro, Ingeniero en Telecomunicaciones sunchalense,  quien participó en el proyecto desde la subgerencia de Informática, Servicios de Datos y Telecomunicaciones.

 

En la iniciativa presentada, autoría de la concejala María Alejandra Bugnon de Porporatto y el edil Horacio Bertoglio, se reconoce especialmente “la figura del Ing. Lucas Cabalaro, quien vivió en nuestra ciudad y fue partícipe activo de este proyecto de tecnología para la Argentina, dando soporte de comunicaciones al segmento terreno  de este proyecto,  es  decir  trabajando  en  garantizar  las  comunicaciones del Centro Espacial Teófilo Tabanera  de  Córdoba , con  las  distintas estaciones  terrenas  ubicadas  en  diferentes partes del mundo, donde se monitorea y controla el satélite Saocom 1B”.

 

 

Fundamentos

 

Después de 18 años desde su planeamiento, los 8 años de construcción que demandó y los tres intentos fallidos de lanzamiento, finalmente el satélite más avanzado construido en Argentina, el Saocom 1B,  fue lanzado con éxito desde Cabo Cañaveral, en Florida, a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa espacial SpaceX.

 

Con el lanzamiento del Saocom 1B, nuestro país completa la misión pensada para ofrecer soluciones a problemáticas locales que hasta hoy no pueden ser satisfechas con información de otros satélites. Además, el país se posiciona en un selecto grupo de países capaces de desarrollar la tecnología radar para uso espacial.

 

En palabras del Director Ejecutivo de ENACOM, Raúl Kulichevsky, este instrumento diferencia a los satélites SAOCOM respecto de otros que utilizan imágenes ópticas, ya que se ha desarrollado  la tecnología radar que  permite observar la tierra 24 horas los siete días de la semana, ya sea de día o de noche o haya nubes, lo que le da mucha potencialidad a su uso, porque por cada vez que se hace una captación satelital inmediatamente se tienen datos y una imagen. Esta tecnología, que es más compleja que la óptica, implicó un gran desafío para la Argentina, porque al no contar con antecedentes en el país se tuvo que empezar prácticamente de cero.

 

El satélite permitirá a nuestro país contar con la siguiente información:

 

-Mapas de Humedad del suelo para uso en agricultura e hidrología.

-Mapas de Riesgo de inundación.

-Mapas de Riesgo de incendios.

-Riesgo de enfermedades de cultivos.

-Escenarios para la toma de decisiones de siembra y fertilización.

-Determinar agua disponible en nieve para riego.

-Estudio de desplazamiento de glaciares.

-Estudio de desplazamiento del terreno, pendientes y alturas, entre otras aplicaciones.