Continúa la edición de la Escuela de Negocios para Industrias de Alimentos

Locales 30 de agosto de 2020 Por None
Se dictaron los módulos 1 y 2 con gran receptividad por parte de empresarios.
Escuela de Negocios1


 

La Municipalidad de Rafaela, junto a las instituciones de la Red de Ciencia, Tecnología e Innovación (RedCTeI), el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el gobierno de la provincia de Santa Fe, llevan a cabo las "Escuelas de Negocios para PyMES de Alimentos" con sede en la ciudad.

Desde su comienzo, se dictaron el módulo 1 y 2 en forma virtual, en el marco de la emergencia sanitario. Dicha escuela es un programa de capacitación gratuito, programado para dictarse con una duración de 6 meses a 32 empresas de 15 localidades de la provincia.

Esta destinado a empresas PyMEs, productoras de alimentos con algún valor agregado, con el objetivo de fortalecer la capacidad de gestión, la administración de los recursos humanos, las estrategias relacionadas a los procesos de negociación y ventas, conocer las tendencias y aspectos globales de los agronegocios en Argentina y el mundo e incorporar herramientas y destrezas que ayuden a repensar el modelo actual de negocios.

Mauricio Menardi, integrante de la secretaría de Producción, Empleo e Innovación, remarcó que “La Escuela de Negocios para PyMEs de Alimentos es una oportunidad para la formación y profesionalización de nuestras PyMEs. Y a la vez para acercarles diversas herramientas que el Estado Nacional, Provincial y Municipal ponen a su disposición para acompañarlas en el desafío de reactivación de la economía de nuestro país”.

“Junto con las instituciones de la RedCTeI buscamos estar cerca de los empresarios PyMEs para asesorarlos sobre financiamiento, procesos de mejora, estrategias comerciales, entre otros; porque estamos convencidos de que el rol del Estado y del sistema científico y tecnológico es trabajar, junto a la PyMEs, para la generación de nuevas oportunidades de negocios, que produzcan empleos de calidad y fortalezcan el proceso de desarrollo territorial”, cerró el funcionario.

Cabe resaltar que la Escuela de Negocios para PyMEs de Alimentos continúa, de manera virtual, durante el mes de septiembre con dos nuevos módulos: Capital Humano y Cómo aumentar tus ventas.

El desafío de trasmitir conocimientos
Jonathan Indibo, profesor a cargo del módulo “Gestión eficiente de la empresa”, indicó que “todas las sensaciones son más que positivas. Se ha podido traspasar la virtualidad, pudiendo generarse un clima agradable de construcción colectiva. Si bien uno tiene la finalidad de transmitir conocimientos, uno en el rol docente también aprende de los empresarios y se genera una linda sinergia donde todos han aportado, donde todos han manifestado que han aprendido, que han adquirido herramientas que no tenían”.

“En general han expresado que no suelen tener conocimientos ni financieros ni contables ni económicos y qué esto les ha permitido adquirir herramientas con las que no contaban para poder empezar a combinar el arte de sus negocios con la frialdad de los números. Cosa que en general dejan de lado y que han expresado la mayoría de ellos la necesidad de ponerse a trabajar realmente en poder analizar sus números y, porque lo que se ha enfatizado a lo largo de toda la cursada tiene que ver con el objetivo de que sus empresas perduren y para que eso ocurra hace falta equilibrio financiero y rendimiento económico”, agregó.

“Para adquirir esto es vital gestionar los números, y ellos ahora están ávidos de mirar sus números. Todo esto en mi rol docente, es una satisfacción”, cerró Indibo.

Por su parte, Christian Longarini, profesor a cargo del modulo “Negociación y procesos”, sostuvo que “nuestro desafío en la Escuela de Negocios es ayudar a las PyMES y a los emprendimientos agroalimentarios a dar un pasito más en la profesionalización con todo lo que eso implica”.

“Es a través del modulo que buscamos poner el foco en la mirada, en las formas de trabajar, en las productividad. Ir viendo que herramientas, desde que pasos se puede avanzar en post de este objetivo”, agregó.

“Por ello trabajamos en cuestiones como asignación de roles, pensar en el para qué de los procesos, en el valor agregado, en el recurso del tiempo que a veces malgastamos y no optimizamos. Y desde todos estos aspectos en conjunto, tratar de generar ese plus incremental en la productividad para que las PyMES trabajen de manera más profesional”, finalizó Longarini.


Recibir herramientas para implementar
Javier Pellegrini, de Food Solutions remarcó que su “experiencia es muy positiva, partiendo de la base de la profesionalidad de los profesores y las distintas personas que representan las entidades como el INTI, INTA y el municipio”.  

“Te motivan los temas que se han tratado, que muchos ya he podido implementar y otros los estaré implementando en breve. Todas son herramientas que pueden ser de fácil implementación y que resultan positivas”, finalizó.

Por su parte, Daniel Orosco, de Helena Alimentos Sin Gluten resaltó que “la Escuela de Negocios nos permite saber que la toma de datos y los registros que diariamente nosotros llevamos y cargamos en la computadora, deben ser utilizados para la toma de decisiones. Esto es algo estrictamente necesario, porque una toma de decisiones sin fundamentos y sin información apropiada es una mala decisión”. 

“Además nos permitió sacarnos los prejuicios de los créditos, que deben ser un apalancamiento positivo a raíz de la información que surge de todos los datos y registros. Éstas son herramientas fundamentales”, agregó.

Finalizó señalando que “la definición de roles de cada uno de los actores dentro de la empresa es necesario. Es vital ver a la empresa con un sistema, porque como propietarios no siempre vemos a nuestra empresa, a nuestro trabajo con una empresa”.