Oreja de Negra ya es formalmente una cooperativa de trabajo

Locales 15 de mayo de 2020 Por None
Este grupo de trabajo integrado por productoras textiles, se conformó en el año 2018 por medio del programa municipal Cadenas de Valor Inclusivas, donde el Municipio busca promover emprendimientos colectivos, fortaleciendo el entramado social.  
thumbnail_oreja de negra

 


 

 

Se realizó el acto de conformación formal de Oreja de Negra como cooperativa de trabajo en el Salón Verde de la Municipalidad de Rafaela, un ejemplo de economía social que surgió en el marco de un programa municipal y cuenta con el acompañamiento del Estado local en su proceso de consolidación.

 

Estuvieron presentes el Consejo de Administración de la Cooperativa, integrantes de la Secretaría de Producción, Empleo e Innovación de la Municipalidad y el director provincial de Economía Social, Emprendedurismo y Agricultura Familiar, Guillermo Tavernier.

 

Este grupo de trabajo se conformó en el año 2018 por medio del programa municipal Cadenas de Valor Inclusivas, donde el Municipio busca promover emprendimientos colectivos, fortaleciendo el entramado social, capacitando, apoyando y contribuyendo en la formación de empleo formal. Lo integran productoras textiles de los Centros ubicados en los barrios 2 de Abril, Monseñor Zazpe y Barranquitas.

 

Desde hace un tiempo, Oreja de Negra visita a empresas y emprendedores a fin de generar contactos, exponer los productos realizados y, a su vez, mostrar el valor agregado que tienen los mismos.

 

Durante el proceso de conformación de la cooperativa, cabe destacar el apoyo y acompañamiento brindado por la Dirección de Cooperativismo y Asociativismo de la provincia, que brindó, en el mes de diciembre, una capacitación para las productoras sobre la conformación de cooperativas y los alcances de estas organizaciones.

 

 

De grupo de trabajo a la formalidad de una cooperativa

Graciela Meolans, directora de Oreja de Negra, expresó: "Empezamos siendo un grupo de trabajo y hoy se celebró la firma para la constitución de la cooperativa formalmente. Somos cuarenta mujeres de diferentes barrios de la ciudad, mayormente de Barranquitas, 2 de Abril y Monseñor Zazpe".

 

Asimismo, en el contexto de emergencia sanitaria por COVID-19, la cooperativa de trabajo de la ciudad realizó "trabajos con empresas privadas confeccionando barbijos, camisolines, batas, botas, entre otros". La Directora contó que "cada mujer trabaja desde su domicilio con su propio equipamiento, luego concentramos los cortes en un domicilio particular y finalmente realizamos los envíos puerta a puerta".

 

También dijo que "confeccionamos cerca de diez mil barbijos. Para los insumos tuvimos una gran ayuda de las empresas que nos gestionaron las compras de los mismos, ya que en éste contexto se complicaba a la hora de obtener la materia prima".

 

 

Impulso provincial

Guillermo Tavernier, director provincial de Economía Social, Emprendedurismo y Agricultura Familiar, señaló que "a partir de la emergencia sanitaria mundial y la necesidad de contar con insumos médicos, principalmente barbijos y camisolines, hemos decidido en conjunto con el Ministerio de la Producción y el Ministerio de Salud, que parte de la confección de una compra que hizo el Estado de telas, sea destinada a la economía social".

 

Tavernier amplió diciendo que "creemos que el cooperativismo tiene mucho para aportar y en la provincia tenemos una estructura muy importante de cooperativas de trabajo textiles, actualmente son 600 mujeres distribuidas en más de nueve localidades. Cada cooperativa, actualmente, está confeccionando insumos médicos que se requieren para el cumplimiento de las actividades sanitarias".

 

"Esto conforma un trabajo articulado entre el sector público con el privado, y los beneficiarios directos son los distintos Centros de Salud y Hospitales", agregó.

 

Referido a la cooperativa oriunda de la ciudad, declaró que "le hemos dejado a Oreja de Negra 6.000 recortes para la confección de barbijos, que en una semana van a estar finalizados y, seguramente, seguirá la producción durante el aislamiento preventivo y obligatorio".

 

También expuso que "la pandemia afectó directamente en la agenda de trabajo; en el mes de diciembre teníamos ciertos lineamientos que se vieron afectados por la coyuntura, se modificaron las prioridades y todos los ejes de trabajo".

 

Y finalizó: "Hoy en día mucha gente se va a volcar al emprendedurismo y como Estado debemos estar cerca. Estamos por lanzar un nuevo programa de formación, de acompañamiento, de financiamiento para distintos emprendedores de la provincia, con una fuerte articulación con la Municipalidad de Rafaela".

 

 

El rol del Estado

El secretario de Producción, Empleo e Innovación del municipio, Diego Peiretti, recordó los primeros tiempos de la organización y relató: "Este proceso inició hace tres años con el modelo Cadenas de Valor Inclusivas para fortalecer a un grupo de productoras textiles de Rafaela que estaban al cuidado de sus hijos o familiares y que no podían acceder a un empleo formal con las características de trabajo de 8 horas".

 

Además, valoró "el saber que tenían vinculado a la producción textil. A través del programa municipal, empezamos a transformar esta fuerza de trabajo individual en una colectiva y se constituyó un grupo de 30 mujeres que trabajaban con la idea de la asociatividad, bajo el parámetro de la economía social".

 

Y así "comenzamos a vincularlas con empresas de la economía tradicional. Surgieron los primeros trabajos sobre indumentarias destinadas a industrias y comercios, para generar ingresos".

 

En este camino transitado, "el grupo se fue fortaleciendo. Desde la Secretaría de Producción, Empleo e Innovación se realizó un acompañamiento a cada una de ellas y se trabajó en acercar el proyecto a empresas".

 

 

A futuro

"Hoy nos encontramos en un punto de quiebre donde pasamos a la formalidad de una cooperativa, con la proyección de que puedan trabajar en el DIAT donde tendrán un taller de trabajo con una infraestructura para colocas sus máquinas, más allá de que algunas puedan continuar trabajando desde sus casas", adelantó Peiretti.

 

Por último, mencionó: "El gobierno de la provincia nos está acompañando para que esta formalidad esté lista en los próximos días. Esto evidencia los distintos estamentos del Estado llevando adelante un proceso de economía social y generando empleo para un grupo de mujeres vinculadas al sector textil de Rafaela".