AJUSTANDO HASTA EL ÚLTIMO DÍA

Regionales 19 de noviembre de 2019 Por
A días de abandonar el gobierno, la gestión de Mauricio Macri canceló los fondos para programas de inserción laboral dejando sin oportunidades a más de 3.500 jóvenes desocupados que se capacitaban para acceder a un trabajo.
otra promesa de campaña

Hoy en día estos programas son la única posibilidad de lograr un primer empleo o ampliar experiencias laborales para muchos jóvenes de todo el país, si consideramos que la tasa de desempleo joven que mide el INDEC trepa al 27%. Cabe destacar que no se trata de “planes sociales” sino de una herramienta mediante la cual el Estado Nacional asumía el costo de las cargas sociales, en un plazo de entre 6 y 18 meses, para las empresas que capacitaran e incorporaran jóvenes como empleados efectivos.

Pero, a contramano de lo que prometía hace un mes en plena campaña, ahora mediante un mail impersonal comunica el Gobierno Nacional la no ejecución y no aprobación de estos programas destinados a la inserción laboral de jóvenes y de personas mayores con discapacidad.

Es indignante ver a los funcionarios de la gestión Cambiemos desfinanciando áreas y programas necesarios para el crecimiento y desarrollo económico del país, mientras aumentan los fondos que se destinan al pago de la deuda externa. Sin embargo, es consecuente con la lógica de pensamiento del gobierno que degradó el Ministerio de Trabajo a una mera secretaría.

Capaz si el aún presidente Mauricio Macri hubiese escuchado un poco más al General Perón, y menos a los gurúes de la comunicación, sabría que “gobernar es crear trabajo”. Los dos millones y medio de desocupados con los que finaliza su gestión son el testimonio de que la banda, el bastón y la presidencia le quedaron demasiado grande

Boletín de noticias